Flamencas por derecho

Mujeres que han dejado su impronta en la historia del flamenco

Flamencas por derecho - Mujeres que han dejado su impronta en la historia del flamenco

La Estrella de Andalucía y Estrella Trouppe triunfan en Jerez

En 1915, Luz de Garay y sus hermanas debutan en el Teatro Principal de Jerez. En el programa figuran la polifacética Adela López (cantaora y canzonetista) y un exótico número de focas amaestradas. El 16 de noviembre se anuncia la presentación de las Garay, que despiertan gran expectación:

Las hermanas Garay (Foto de Antonio Esplugas, ANC)

Las hermanas Garay (Foto de Antonio Esplugas, ANC)

“El programa de esta noche no puede ser más atrayente. Después de la reaparición de Adela López […] debutará el notabilísimo número Estrella Trouppe, compuesto de cuatro bellísimas señoritas, que han llamado grandemente la atención, no sólo en España, sino en las principales capitales europeas.

Forman parte de la trouppe la admirable bailarina de fama mundial ‘La estrella de Andalucía’, la notable concertista ‘Blanca de Garay’, discípula de Saldac, la que ejecuta con la concertina, escogidas piezas de concierto y dos preciosas señoritas hermanas de las anteriores, que actúan también como canzonetistas y bailarinas.

El número es fino, atrayente y completamente moral, habiendo llamado grandemente la atención de todas partes y siendo apropiadísimo para el distinguido público, que favorece con su presencia los espectáculos del Principal” (El Guadalete, 16-11-1915).

El éxito no se hace esperar. Tras su primera aparición en el coliseo jerezano, el público acude en masa al Teatro Principal:

“La Trouppe Estrella que tan inmenso éxito alcanzó anoche en su primera presentación interpretará bailes y canciones distintas, así como Blanca de Garay y la Estrella de Andalucía […].

En vista del enorme éxito alcanzado anoche por la Adela López y la ‘Trouppe Estrella’, para atender a la gran demanda de localidades la taquilla estará abierta desde las cinco de la tarde” (El Guadalete, 17-11-1915).

Las hermanas Garay (Foto de Antonio Esplugas, ANC)

Las hermanas Garay (Foto de Antonio Esplugas, ANC)

Luz, Blanca, Ángeles y Consuelo de Garay ofrecen un espectáculo fino, variado, lleno de arte y colorido, que no deja indiferente a nadie:

“Son tan escasos los números de varietés verdaderamente artísticos, que cuando como ocurre en el caso presente con la Troupe Estrella, realizan una labor admirable, el público jerezano se apresura a llenar el teatro como ha ocurrido estas dos últimas noches.

La sola presentación de las cuatro bellísimas hermanas, ataviadas con la clásica mantilla, arranca ya una entusiasta ovación del público que contempla aquel brillante cuadro de color.

Luego la menor, Blanca, con la concertina, toca escogidísimos trozos musicales, con tanta delicadeza, maestría y depurado gusto, que el público no se cansa de oírla. Pero donde el entusiasmo se desborda, es al ejecutar la Estrella de Andalucía, las alegrías, jotas, flamencomanías y demás números, con arte tan sin igual y posturas tan artísticas, que hacen resaltar su bellísima figura y cuerpo arrogante, que al público le parece no haber presenciado jamás bailes tan conocidos, por ser tal el sabor aristocrático que les imprime y su maestría al tocar las castañuelas, que le ha valido el renombre de reina de los palillos. Esta artista ha sido sancionada por los principales públicos de España y algunas capitales europeas, como París y Berlín, habiendo sido consagrada como bailarina sin rival por su forma, distinción y sprit que imprime a su extenso repertorio de bailables. Actúa además en unión de su hermana Consuelo como duetista, luciendo ambas su linda voz y maestría al interpretar canciones del más depurado gusto y finalmente unidas las cuatro realizaron danzas tan admirablemente combinadas, con tal arte las figuras y tan perfectamente ensayadas, que el público aplaude sin cesar, no cansado de admirar tan notable conjunto” (El Guadalete, 18-11-1915).

Las hermanas Garay (Foto de Antonio Esplugas, ANC)

Las hermanas Garay (Foto de Antonio Esplugas, ANC)

Las Garay siguen cosechando aplausos y ovaciones durante varios días. El 21 de noviembre se despiden del público jerezano para viajar a Tánger, donde las esperan nuevos compromisos:

“La función será de gran moda, regalándose a las señoras lucidos ramos de flores por las Hermanas Garay, que ejecutarán los números mas escogidos, debutando Ángeles de Garay como artista musical y ejecutándose el tango argentino por las cuatro hermanas, que hacen de él una verdadera creación.

Es grandísimo el entusiasmo que reina para esta función, habiéndose ya anoche apartado numerosas localidades” (El Guadalete, 19-11-1915).

“La ‘Estrella Troupe’, continúa obteniendo el favor del público.

Anoche debutó como artista musical Ángeles de Garay, siendo muy aplaudida.

Las referidas artistas bailaron también ‘El Tango Argentino’, con una elegancia, delicadeza y gusto, admirables” (El Guadalete, 20-11-1915).

“La ‘Estrella Troupe’ gusta más cada día.

Blanca de Garay en la concertina y la ‘Estrella de Andalucía’ con sus bailes, logran entusiasmar a la concurrencia que les pide nuevos números, a lo que ellas acceden siempre, complacidas.

Esta noche se despiden tan bellas y notables artistas” (El Guadalete, 21-11-1915).

“Ayer marcharon a Cádiz en cuyo puerto embarcarán con rumbo a Tánger, para donde han sido ventajosamente contratadas, las artistas que forma la Troupe Estrella” (El Guadalete, 23-11-1915).

 


La Estrella de Andalucía, reina del zapateado (V)

Rumbo a Puerto Rico

En 1913, Luz de Garay marcha a hacer las Américas. La artista embarca junto a su padre en el vapor “Manuel Calvo”, que sale del puerto de Cádiz el 30 de enero y llega a Nueva York el 13 de febrero. El primer destino de su gira es San Juan de Puerto Rico.

La Estrella de Andalucía (portada de La Unión Ilustrada, 17-5-1914)

La Estrella de Andalucía (portada de La Unión Ilustrada, 17-5-1914)

Durante su estancia en la isla, La Estrella de Andalucía seduce al público con sus farrucas y con su magistral toque de castañuelas:

“¡OLE TU MADRE!

Uno de los espectáculos de la feria que más llama la atención es el cuadro de variedades que actúa en el Teatro de Bailes españoles.

Entre los artistas que figuran en dicho cuadro es preciso colocar en primer lugar a Estrella de Andalucía, bailarina española, de impecable escuela, que quita el sentido bailando farrucas. Estrella de Andalucía, como las bailaoras que han alcanzado más renombre últimamente en España, pertenece a esa escuela modernísima en que el baile ‘jondo’ se ha ‘espiritualizado’, guardando tal arte en los ritmos, que si la bailarina se detiene en cualquier movimiento la postura en que quede será artística siempre.

Estrella de Andalucía, que une a su arte coreográfico hispano el arte de hacer hablar a los ‘palillos’, modulando pianos y fuertes al repiquetearlos, es una bailaora de gran renombre” (Eco Artístico, 25-3-1913).

Sin embargo, si existe un número que desata una auténtica pasión en el auditorio, ése es sin duda el del tango gitano, que Luz interpreta con mucha gracia:

“… Estrella de Andalucía […] se marcó un tango ‘cañí’ con todas las de la ley y mucho ‘aquel’ en los ‘pinreles’, demostrando que ‘chanela de too’, y llevándose, si no la oreja, porque no había en la sala ningún marido que quisiera ofrecerle la suya, una ovación estruendosa, de esas que hacen retemblar el teatro y aflojan las bombillas de los aparatos de la luz. Hasta los turistas, que concurrieron en gran número a la función de anoche, se volvieron ‘tarumbas’ con la gracia de aquel mocito” (Eco Artístico, 5-4-1913). (1)

9 meses en los Estados Unidos

Una vez cumplidos sus compromisos en la isla, Luz de Garay marcha a Nueva York. El 30 de abril embarca junto a su padre en el S. V. Luckenbach, que atraca en la ciudad de los rascacielos el 5 de mayo. Durante varios meses, la artista actúa “en los principales teatros […] derrochando artes y ganando dollars a montones” (Eco Artístico, 15-2-1914).

La Estrella de Andalucía (Eco Artístico, 25-12-1912)

La Estrella de Andalucía (Eco Artístico, 25-12-1912)

Las escasas referencias que hemos conseguido localizar en la prensa norteamericana sitúan a La Estrella de Andalucía en el Teatro Hammerstein’s de Broadway en enero de 1914, poco antes de regresar a España. La revista Variety publica la siguiente reseña:

Estrella Andalucía.
Bailarina Española.
8 mins. Dos.
Hammerstein’s.
A primera hora de la tarde del lunes, en Hammerstein’s, en el segundo lugar, Andalucía casi estuvo a la altura de su anuncio, “La belleza española del baile”. Suponiendo que lo hiciera sin el ‘casi’, Estrella aún estaría en consideración para una pequeña ruta” (30-1-1914) .

La prensa española ofrece algunos datos más sobre la gira de Luz de Garay por Norteamérica. Durante su estancia en el nuevo continente, la artista aprovecha para aprender inglés y ampliar su repertorio, con la incorporación de otro tipo de bailes de distinta procedencia:

“… No era necesario a Estrella de Andalucía para hacerse dueña de los espectadores más que su número español, su repertorio vastísimo de bailes en los que predominaba como reina y señora.

… Y Estrella de Andalucía, que pertenece al núcleo de las artistas de corazón, creó un número nuevo que en América está haciendo furor, a base de los bailes de sociedad allí de moda entre la aristocracia, como en la de París como son valses, ‘Rai-taim’ y ‘Torkis-trot’, más el tango argentino auténtico, aprendido de maestros tan afamados como Mr. Castles y Morris…

Estrella de Andalucía es con este número la niña mimada de muchos millonarios yanquis, cuyas soirées se ven animadas con atracción tan indiscutible” (Eco Artístico, 21-1-1914).

Estrella Troupe

En febrero de 1914, Luz de Garay regresa a España e inicia una nueva etapa en su carrera. Como en sus inicios, la artista bilbaína forma compañía con sus tres hermanasConsuelo, Ángeles y Blanca-, y se hacen llamar Estrella Troupe.

Estrella Troupe (Revista de Varietés, 30-3-1914)

Estrella Troupe (Revista de Varietés, 30-3-1914)

Juntas debutan en el Trianón Palace de Madrid, con un selecto repertorio que incluye “danzas de sociedad puestas en moda en los grandes Salones de París y Berlín, unidas a los bailes más originales de diversos países y a la creación de la delicadísima ‘Furiana’, conocida por la ‘Danza del Papa’, por haber éste otorgado su beneplácito para ella” (Eco Artístico, 5-5-1914). (2) Entre los números que interpretan las Garay también destacan “el famoso tango argentino, el Turkey-Trot americano y el Dreaming-Valse, la brillante Danza de panderetas y otros muchos” (Revista de Varietés, 20-3-1914).

Haciendo honor a su nombre artístico, quien más destaca en el grupo es la “Estrella de Andalucía, cuando baila sola, que arranca tempestades de aplausos” (Revista de Varietés, 30-3-1914). De hecho, a pesar de los cambios introducidos, siguiendo las modas imperantes en el mundo de la danza, el público sigue demandando a Luz los clásicos bailes de siempre.

Esto es precisamente lo que sucede durante la nueva gira que el grupo emprende por tierras andaluzas y que tiene como punto de partida la ciudad de Cádiz. En la Tacita de Plata “no pasó sección alguna sin que [Luz] tuviera que ‘hacer lo suyo’, con entusiasmo arrebatador de los gaditanos, que la adoran” (Eco Artístico, 25-4-1914).

En Melilla también llama mucho la atención la danza de las panderetas:

Ángeles en medio, Consuelo a su derecha y Luz a su izquierda, sentadas las tres, vestidas con inusitado lujo, juegan admirablemente con las seis panderetas.

Difícil es señalar cuál de las tres lo hace mejor y más difícil distinguir cuál es la más bella.

Luz, la popular Estrella de Andalucía, luego, en sus bailes a solo, hace maravillas con los palillos, y con los variados pasos de los bailes nacionales.

Resulta una artista espléndida de primer orden, que no hemos de volver a ver más completa ni con más conocimientos y maestría en el arte” (Revista de Varietés, 30-4-1914).

Una vez completada la gira andaluza, que también tiene paradas en Córdoba, Granada y Almería, las hermanas Garay visitan varias regiones del norte y el este, como Aragón, La Rioja, Asturias, Valencia y Murcia. En todas ellas destacan por su elegancia y finura, que hacen que su espectáculo sea totalmente apto para las más distinguidas señoras y señoritas.

Anuncio de La Estrella de Andalucía (Eco Artístico, 5-1-1913)

Anuncio de La Estrella de Andalucía (Eco Artístico, 5-1-1913)

Maestra en el arte de las castañuelas

La crítica coincide en resaltar la excelente labor de “la sin par Estrella de Andalucía, maestra coreográfica sin rival” (Revista de Varietés, 10-7-1914), que toca como nadie las castañuelas:

“… no deja de destacarse la personalidad artística de Estrella de Andalucía. ¡Es sencillamente una bailarina monumental, y sin discusión alguna, la reina de los palillos!” (Eco Artístico, 25-6-1914). (3)

Estrella de Andalucía es una verdadera ídem. ¡Vaya una precisión en sus movimientos y vaya un modo que tiene la niña de repicotear las castañuelas!” (Revista de Varietés, 30-6-1914).

“Fuerte, castiza, briosa, ágil, elegante, con fuego y con soltura raras veces igualados, con un dominio de las castañuelas que hace sea llamada ‘reina de los palillos; Estrella de Andalucía es una de las mejores bailarinas que ha habido en España, y no hay más que verla en su poutpourri de bailes nacionales para apreciar cuánto vale” (Revista de Varietés, 10-10-1914).

Durante el verano, la troupe se presenta con éxito en distintas ciudades gallegas y extremeñas, además de realizar un viaje a Oporto. El nuevo modelo de espectáculo propuesto por las Garay contiene los ingredientes necesarios para contentar a todos los públicos. No obstante, Luz y sus hermanas siguen innovando, y a partir de septiembre empiezan a incluir números de canto en sus actuaciones.

NOTAS:
(1) Texto tomado de la prensa de Puerto Rico, según Eco Artístico.
(2) Tomado de la Revista Gráfica de Cádiz.
(3) Tomado de La Voz de Avilés.


La Estrella de Andalucía, reina del zapateado (I)

En los albores del siglo XX brilla con luz propia en los escenarios españoles y extranjeros la Estrella de Andalucía. Haciendo honor a su apelativo, su fama es meteórica y su carrera, fugaz, pues el amor llama a su puerta y se retira a los 23 años… eso sí, con un currículum cuajado de éxitos y reconocimientos.

Luz de Garay, La Estrella de Andalucia (Eco Artístico, 11-1-1925)

Luz Garay, La Estrella de Andalucia (Eco Artístico, 11-1-1925)

Aunque por su nombre artístico, y por su forma de bailar, bien podría pasar por sevillana o malagueña, Luz Garay Pérez -así se llama en realidad esta rutilante estrella- nace en Bilbao en 1893. Es la tercera de los cinco hijos del matrimonio formado por el bilbaíno Lucio Garay Eguía y la vallisoletana Valentina Pérez Merino. (1)

El Trío Lucerito

Las primeras referencias a su actividad artística las hallamos en la prensa catalana. En marzo de 1907, Luz actúa junto a sus hermanas Consuelo y Ángeles -nacidas en 1891 y 1896, respectivamente- en el cine Porfoliograf de Barcelona. Se hacen llamar Trío Lucerito e interpretan “bailes internacionales” (La Vanguardia, 24-3-1907).

En otoño de ese mismo año las hermanas Garay actúan con éxito durante varios meses en el Pabellón Lino de La Coruña. Su número incluye bailes, canciones e incluso un monólogo:

“La función de hoy en este Pabellón es a beneficio del simpático y aplaudido Trío Lucerito, que tan buena acogida ha tenido por parte del público coruñés.

Las infantiles artistas seguramente verán hoy el teatro de bote en bote, recibiendo así una pequeña recompensa a su labor de toda esta temporada…

La simpática señorita Consuelo, una de las beneficiadas, recitará en la primera sesión un monólogo; y, en al segunda, a las siete, cantará Una bagatela gallega, alternando por este mismo orden en las demás sesiones.

En obsequio a las beneficiadas, tomarán parte en todas las sesiones el Trío Alpino y el cantador Orduña, ejecutando los números más selectos de su repertorio.

El Trío Lucerito ejecutará variados bailables” (El Noroeste, 6-12-1907).

Junto a esos mismos artistas debuta en febrero de 1908, en el Teatro Jovellanos de Gijón, “el notable Trío Lucerito, que viene precedido de fama extraordinaria […], pues los trabajos de las tres niñas que lo componen han alcanzado grandes éxitos en todos los teatros de Europa, recorridos por las infantiles artistas” (El Noroeste, 8-2-1908).

Dos de las hermanas Garay (Eco Artístico, 15-12-1909)

Dos de las hermanas Garay (Eco Artístico, 15-12-1909)

Ya en el mes de abril, tras un breve paso por la capital de España, las hermanas Garay se presentan en el Teatro de Rojas de Toledo, donde “el trío Lucerito […] baila a la perfección todo el repertorio coreográfico antiguo y moderno, viste con lujo y se hace aplaudir sin reserva desde el primer momento” (La Campana Gorda, 9-4-1908).

Su exitosa gira continúa por Cartagena -allí comparten cartel con La Argentinita-, Alicante y Albacete. A pesar de su juventud, las Garay destacan “tanto por su originalidad como elegancia y maestría” (La Correspondencia de España, 14-5-1908) en la ejecución de los bailes españoles y extranjeros:

“El ‘Trío Lucerito’ ha entrado en el público desde el día de su debut y se debe a que las tres monísimas hermanas que lo componen son unas acabadas artistas y ejecutan los bailes con elegancia sin límites, inocente picardía, gracia y distinción, siendo por todo esto el número muy del gusto de los espectadores que no cesan ni un momento de aplaudirlas (sic)” (Diario de Alicante, 12-5-1908).

Repertorio variado, riginal y culto

Las hermanas Garay pasan en Madrid la mayor parte del verano, si bien se ausentan algunas semanas para cumplir compromisos en otras ciudades, como Badajoz o Málaga. Su extenso repertorio incluye canciones y bailes extranjeros, como “El inglés, El ruso y El cake-walk” (La Región Extremeña, 17-6-1908), españoles y andaluces (farruca, garrotín…).

En un momento en que están de moda los cuplés de alto contenido sicalíptico, las tres jóvenes triunfan con un estilo refinado, culto y elegante. Durante su estancia en la Villa y Corte, se las puede ver en el Teatro Príncipe Alfonso y, más tarde, en el Coliseo Imperial:

“Príncipe Alfonso

El trío ‘Lucerito’ obtiene cada vez que se presenta al público más entusiasta acogida.

Lo componen las tres bellísimas niñas Consuelo, Luz y Ángeles, que han sabido armonizar la alegría con el arte dando a sus bailables un tinte culto y artístico.

Su triunfo ha sido tan ruidoso como merecido.

Su lujo y variado vestuario, la originalidad y cultura de sus bailes y el buen gusto de sus canciones, las (sic) han granjeado las simpatías del distinguido público que concurre a este teatro.

Damos un aplauso muy sincero a estas distinguidas artistas que han logrado triunfar sin chocarrerías ni recursos de mal gusto” (El Día, 9-6-1908).

Una de las hermanas Garay (Eco Artístico, 15-12-1909)

Una de las hermanas Garay (Eco Artístico, 15-12-1909)

En el mes de octubre, el Trío Lucerito causa sensación en el Palacio de la Ilusión de Salamanca. Su repertorio de bailes, cada vez más variado, ahora incluye también boleros y peteneras:

“El Trío Lucerito, que hizo su debut el sábado, lo forman tres niñas, cuya presentación en escena causó una grata impresión en el público.

Las tres jovencitas ejecutan preciosos bailables.

Dado el franco éxito alcanzado, auguramos a la empresa una buena temporada” (El Adelanto, 12-10-1908).

“El Trío Lucerito ejecutó anoche ‘El bolero’, ‘Gran kake val’ y ‘Peteneras’, terminando con la aplaudida jota de las ‘Panderetas’.

El público salió complacidísimo, tributando a las jóvenes artistas nutridas ovaciones” (El Adelanto, 13-10-1908).

“El Trío Lucerito: gran kake-val y Matchicha, por las señoritas Consuelo y Luz, y baile ruso por la niña Ángeles” (El Adelanto, 14-10-1908).

Tras actuar durante varias semanas en Barcelona, en 1909 las hermanas Garay continúan con su intensa actividad por distintos puntos de la geografía española. En el mes de febrero deleitan al público valenciano en el Salón Eslava “con sus artísticos bailes” (Las Provincias, 2-2-1909), cultos y originales, “entre los que sobresalen ‘Kake-Walk’, ‘Garrotín’, ‘Farruca’, ‘Tangos’ y ‘Baile inglés”, los cuales ejecutan de un modo admirable” (El Pueblo, 7-2-1909).

Artistas en continuo crecimiento

En primavera siguen cosechando aplausos en ciudades como Jerez de la Frontera, Madrid, Avilés o Gijón. En esta última localidad, las jóvenes reciben muy buenas críticas:

“Con un éxito extraordinario que pudiéramos calificar de ‘acontecimiento artístico’, hicieron anoche su debut en el salón Modernista, las hermosas señoritas que forman el ‘Trío Lucerito’.

Desde el momento en que las vimos aparecer en escena, comprendimos que si bien eran las mismas que hace algún tiempo aplaudimos en el teatro de Jovellanos, habían aventajado mucho en su carrera artística.

Bien lo comprendió el distinguido público que asistió a su debut, que no cesó de aplaudir todos los números ejecutados por tan distinguidas artistas, que a pesar de haber ejecutado cuatro diferentes números, parecía petrificado de sus aciertos esperando que el ‘Trío Lucerito’ les brindase algún otro, como así fue.

Consuelito, Luz y Ángeles, tres hermosas niñas, hermanas, cantan con afinación y gusto exquisito, bailan con elegancia y soltura como no se ha visto…

Su presentación es de elegancia suma exhibiendo bonitos trajes que hacen resaltar la hermosura de las juveniles artistas.

… el ‘Trío Lucerito’ es de los que gusta al público gijonés por sus trabajos cultísimos dignos del mayor aplauso” (El Noroeste, 19-5-1909).


NOTAS:
(1) Según consta en los libros de bautismos y de matrimonios del Archivo Histórico Eclesiástico de Bizkaia.